A la hora de siempre, pese a ser festivo en la ciudad de Murcia, la plantilla del UCAM Murcia Club de Fútbol se ha vestido de corto. Han vuelto al trabajo después de la derrota frente al Rayo Vallecano. Mirar al abismo del descenso no da para muchas celebraciones. Los universitarios están a dos puntos de la zona caliente de la clasificación. El próximo sábado visitan al Girona, equipo que está con un pie en Primera, y desde hoy han comenzado a preparar este partido. Necesitan puntuar para seguir dependiendo de sí mismos.