La dimisión de Esther Clavero como alcaldesa de Molina de Segura ha propiciado el acceso de Eliseo García Cantó al cargo. En el informativo Matinal, García Cantó, que ya era concejal, ha recordado esos días como “muy complejos”, aquellas jornadas desde que el diario La Verdad publicó que Clavero se había vacunado contra la COVID-19. “Todo fue demasiado rápido”, ha señalado en la entrevista. Y ha añadido: “Me dolió el ensañamiento con Esther”.

García Cantó espera reunirse pronto con Fernando López Miras. A la Comunidad le reclamará el tercer centro de salud, el tranvía y una mejor conexión en autocar entre Molina de Segura y Murcia. También ha enumerado necesidades que dependen del Gobierno central como el palacio de Justicia o el plan de avenidas extraordinarias para evitar los daños que provocan las inundaciones.