No pudo ser. ElPozo Murcia FS pese a ir por delante en el marcador durante casi todo el partido, a dos minutos del final Ricardinho dio la victoria y Liga a Inter Movistar. Dolidos por la derrota, pero agradecidos a la gran Marea Roja que volvió a llenar el Palacio por segundo partido consecutivo y merecía esta Liga.

La plantilla de ElPozo Murcia FS saltó a la pista con la afición como sexto jugador a sus espaldas. Volcados en ataque y con el único objetivo de forzar el quinto partido. Raúl Campos protagonizaba las primeras ocasiones seguido de Miguelín. Y llegó el ansiado gol. En el minuto 6, Gréllo encaró en banda a David Pazos y buscó la escuadra con un disparo que fue a parar al pecho de Matteus para poner el primer tanto e inaugurar el marcador. Las ganas meten goles y vino el segundo guiado por la Marea Roja. Un derechazo raso de José Ruiz llegaba a Lima para anotar el 2-0.
Inter no bajaba los brazos pero un inspirado Rafa bajo palos impedía una y otra vez cualquier intento. Sin embargo, los madrileños recortaron distancias con Cardinal. Eso sí, ElPozo tenía mucho que decir. De nuevo Gréllo intentó batir a Herrero y tras varios rechaces el diablo ciezano Álex, anotaba el 3-1 y ponía en pie el Palacio entero. Y más aún cuando Inter sumó la sexta falta y restando 1’15”, el gran cordobés Bebe anotó de doble penalti. Aunque la fiesta se aguó con el gol de Ricardinho en la siguiente jugada y 4-2 para el descanso.

Tras el paso por vestuarios, Inter Movistar dio un paso adelante en el arranque de la segunda mitad. Pola recortaba distancia y metía presión a los murcianos. Llegados al meridiano de esta parte Raga se eregía como el grna protagonista con increíbles paradas.

La trampa llegó al final. A tres minutos Velasco apostó por portero jugador. Ricardinho aparecía para poner el empate y acto seguido, adelantar a Inter por primera vez en el encuentro (4-5). ElPozo respondió con Gréllo como el portero-jugador en busca de un gol que les mantuviera vivos pero nos faltó tiempo para brindaros el quinto partido de la Final.

 

CRÓNICA: ELPOZO