“Solo con la presión ciudadana lo podemos conseguir”. Con estas palabras se ha dirigido el alcalde de Cartagena, José López, ante la multitud de vecinos y representantes de la zona que se han congregado durante esta mañana a orillas de la playa de Los Urrutias para celebrar el comienzo de la retirada de los espigones.

El primer edil, que ha estado acompañado de la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón, y del concejal del área de Calidad de Vida, Francisco Calderón, ha querido celebrar con los urrutienses el logro que han conseguido con los espigones. Y es que, tras varios meses de disputas, la Dirección General de Costas ha conseguido que el Estado libere el dinero necesario para su retirada.

A la cita se ha sumado también Andrés Martínez, jefe de la Demarcación de Costas de la Región, además de otros miembros de la corporación municipal, según han informado fuentes municipales.

Así pues, después de que el pasado lunes llegaran las máquinas y quedaran instaladas en la arena, en la mañana de hoy han comenzado a funcionar para retirar estas estructuras que se encuentran dentro del agua y que ocasionan la acumulación de fango y el deterioro medioambiental de la laguna salada.

“Hemos visto que, con la presión vecinal y la ayuda del Ayuntamiento, hemos sido capaces de que el resto de administraciones se pongan en marcha y se movilicen, y que en pocos días hayan dado trámite a un acto que parecía que no iba a poder llevarse a cabo hasta que no hubiera nuevo gobierno”, ha señalado agradecido José López.

Además de la maquinaria que ya está recorriendo la playa, también se cuenta con numerosas barreras de anticontaminación que se colocarán alrededor de los espigones para evitar que se turbe el agua alrededor, con el objetivo de asegurar las medidas oportunas de cuidado medioambiental.

No obstante, el primer edil ha resaltado que “éste es solo el primer paso de los cien que hay que dar, porque para salvar por completo el Mar Menor hay que seguir trabajando en construir los paseos que se están solicitando, terminar de arreglar los problemas de fango en conjunto con los biólogos y técnicos y, con especial hincapié, habilitar los métodos para que las ramblas, sobre todo la de El Albujón, dejen de verter salmuera y otros agroquímicos que portan y que suponen la mayor degradación que sufre la laguna”.

López ha afirmado que van a seguir trabajando en esta dirección, acompañados de los vecinos y de los mejores técnicos de la Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica de Cartagena “para que salvar el Mar Menor se convierta en realidad en el plazo más breve posible”.

Se anula, por tanto, la manifestación que había quedado aplazada al 8 de marzo en Murcia, puesto que, añaden las mismas fuentes, “se ha cumplido el tiempo previsto para que la maquinaria se ha puesto en marcha”.

EUROPA PRESS