El presidente de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de la Región, Moisés Navarro, ha lamentado que el lunes los ministros de Interior no lograran un acuerdo para respaldar la reubicación de 120.000 refugiados llegados a Hungría, Grecia e Italia.

La reubicación de refugiados en España tendrá un coste económico, y a este respecto, Luis de Guindos ha pedido que no se mida por su impacto en el gasto a corto plazo, sino como una “oportunidad económica” para incrementar el crecimiento del país a largo plazo. Moisés Navarro pide al ministro que dé ejemplo y no blinde las fronteras.