La Aemet advierte en un comunicado especial que a partir del próximo sábado día 21 se espera un cambio importante en las condiciones meteorológicas en la Península que pondrá fin a la situación de estabilidad que nos ha acompañado durante las dos últimas semanas. En la Región de Murcia podríamos tener un descenso a partir del domingo un descenso de entre 7 y 8 grados para las máximas y 2 ó 3 para las mínimas.

Se prevé que una masa de aire polar penetre desde el norte afectando a lo largo del fin de semana a toda la Península y Baleares. Los vientos de componente norte traerán una bajada generalizada de temperaturas. Se esperan precipitaciones en la mitad norte de la Península, sobre todo en su extremo norte donde podrán ser de nieve por encima de 800 a 1000 metros; no se descartan en otros puntos de la Península y en Baleares, siendo de nieve en zonas de montaña.

La bajada de temperaturas y las precipitaciones también podrán llegar a Canarias a partir del domingo 22. Es probable que los primeros días de la próxima semana las precipitaciones se extiendan al área mediterránea.

La llegada de esta masa de aire determinará el final de las nieblas persistentes que se están produciendo en muchas zonas, especialmente en la meseta norte y valle del Ebro. Con el aumento de la inestabilidad atmosférica se producirá también una mejora notable en
la calidad del aire de las zonas afectadas por la contaminación.