El clásico regional por excelencia se acerca y para el FC Cartagena y el Real Murcia es casi una final. Los cartageneros están sólo a 4 puntos del Lorca y aspiran a ese liderato que da opción doble de ascenso. Por su parte, los pimentoneros necesitan ganar si no quieren alejarse de forma casi irremediable de los puestos de ‘playoff’.

Moisés es la única preocupación, en forma de lesión, que tiene el Cartagena a estas alturas de semana. El central sevillano ha hecho parte del trabajo con sus compañeros, pero se ha retirado antes de tiempo para tratar ese golpe que le impidió jugar el domingo, y que en principio, no debería hacer que se pierda el derbi. Un partido que sus compañeros han empezado a preparar con el buen sabor de boca que dejó la victoria contra el San Fernando.

Vuelta al trabajo también para el Real Murcia. La falta de apoyo de los granas en el Cartagonova la tienen en Cobatillas. Muchos vivirán por primera vez el derbi regional. El primero, el técnico Vicente Mir. Por eso todos han echado una mano. La cuenta atrás para estar en el Cartagonova ha comenzado y nadie se quiere borrar de este partido. El problema lo tendrá el técnico valenciano para hacer los descartes. Víctor Curto vuelve después de cumplir su sanción, mientras que otros esperan estar en ese once aunque ocupando otro puesto.