El presidente del Real Murcia ha querido mandar un mensaje a la afición a través de La 7. En él ha pedido disculpas por el enfrentamiento que mantuvo el domingo con los seguidores que se manifestaron en Nueva Condomina, y ha justificado su marcha del palco “porque no quería que hubiera pitos y perjudicar a mis jugadores”. “No soy propietario del club y he hecho la ampliación para salvar al club” asegura el empresario alicantino, que además afirma que “no pago las nóminas porque Hacienda me ha dicho que no puedo hacerlo con mi dinero”. Por último está convencido de “la solución pasa por la ampliación de capital, de ahí saldrá un dueño solvente para el club”.