La Audiencia Nacional avanza en la tesis de que el atropello de Roldán fue un atentado yihadista. Las notas halladas en el coche, el hecho de que el fallecido se rasurara, que realizara el símbolo de la unicidad y que acudiera previamente a una mezquita, dan fuerza a dicha teoría. Tampoco se descarta que sufriese una enfermedad mental.

Para los investigadores queda una fleco suelto: cómo se radicalizó. Su compañero de piso contaba hace unos días a La7 que el presunto terrorista comenzó a rezar 15 días antes del mortal atropello. Ahora la investigación arroja nuevas claves: al parecer, esa misma mañana, el autor del atropello recorrió despacio la zona del accidente con el vehículo prestado por un amigo, tal vez planeando el atropello que ejecutó horas más tarde y en el que murió una persona y varias resultaron heridas. El presunto yihadista murió también tras el atropello, al parecer por heridas autoinfligidas con un arma blanca.

NOTICIAS RELACIONADAS
Dos personas mueren tras arrollar un coche la terraza de un bar en Torre Pacheco

Concentración en Roldán (Torre Pacheco) para exigir más seguridad

La Audiencia Nacional investiga como acto terrorista el atropello del pasado viernes en Torre Pacheco