Lleva más de cincuenta años mirando al cielo y a su alrededor, estudia las cabañuelas, la fórmula ancestral de los hombres del campo para conocer el tiempo de todo el año. En las cabañuelas tradicionales, cada día de agosto marca un mes del año. Pero ‘El Buitrago’ asegura que al igual que el tiempo o las cosechas, las cabañuelas se están adelantando. Aún es pronto, pero la previsión parece positiva. Las hormigas dan también mucha información, forman las famosas chimeneas si va a llover. Las abejas sellan sus panales. Él lo anota todo y el acierto del año pasado fue pleno. El 8 de agosto, este sabio de los fenómenos meteorológicos nos contará el tiempo que nos espera en los próximos meses.