Su despedida en Murcia fue sonada. José Ruíz, sin pelos en la lengua, se fue de ElPozo explicando sin tapujos los motivos. Ha vuelto a Murcia a pasar unos días. Los años aquí le han servido para forjar amistades para toda la vida. Por ejemplo, junto con el gran Miguelín, se convirtió en héroe tras rescatar a una joven que se había rito una pierna en un pantano. La Roca, como se le conoce deportivamente, ha estado contándonos su periplo por Italia.