Hasta el 30 de enero el Museo de la Ciudad de Murcia acoge una exposición capaz de trasladar a los visitantes a su infancia. Piezas valiosas y singulares con las que podemos hacer un repaso por la tradición juguetera de la Región. Hubo un tiempo en el que niños y niñas jugaban con carracas de madera, peonzas y muñecas de cartón. Piezas que han marcado la infancia de varias generaciones y que ahora regresan a la ciudad Murcia. Cerca de un centenar de piezas de coleccionistas componen la muestra. Carlos Fuentes es su propietario.