Con 17 años se fue a estudiar a Madrid. Estudió Derecho y ejerció de abogada durante seis años. Entonces se dio cuenta de su verdadera vocación: la interpretación. Rosa Torres es una murciana que vive en la capital. Tiene un papel en la obra ‘Puntos suspensivos’, una representación con proyección nacional.