La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal juzgará este lunes al individuo detenido el pasado mes de noviembre en San Pedro del Pinatar (Murcia), Nabil Benkaddour, por un delito de enaltecimiento del terrorismo que habría cometido al administrar diferentes perfiles en las redes sociales Twitter y Facebook, en los que ensalzaba la figura de líderes yihadistas, como el fallecido jefe de Al Qaeda Osama bin Laden, animaba a continuar la “lucha armada” y colgó una fotografía en la que se podía ver a su hijo de tres años con un subfusil de juguete en sus manos.

La Fiscalía, que pide para el acusado una pena de dos años de prisión, explica que la Guardia Civil comenzó a investigarle cuando tuvo conocimiento de que había intentado desplazarse a Turquía para desde allí participar en el conflicto de Siria y unirse a grupos islamistas.

Benkaddour, de nacionalidad marroquí con residencia en España, adquirió un billete de avión para el 10 de enero de 2014 a Estambul con salida desde el aeropuerto de Valencia. Sin embargo, la compañía aérea le impidió embarcar al exigir las autoridades turcas disponer de billete de vuelta para entrar al país.

Según el escrito provisional de acusación, el procesado ha mantenido una “intensa” actividad como usuario en foros yihadistas, que sirven como plataforma de adoctrinamiento y captación de activistas. Además, administró tres perfiles en Facebook y otro en Twitter, en los que publicaba imágenes, vídeos y documentos de carácter “claramente laudatorio y propagandístico de las ideas y actividades violentas” relacionadas con estas organizaciones terroristas.

En estas cuentas, se podían ver imágenes de supuestos “mártires” en países en conflicto o fotografías de muyahidines empuñando armas de guerra con el texto: “Sí a la yihad en el camino de Dios. Sí a la lucha armada”. Poco antes de dar de baja uno de los perfiles de Facebook, publicó una instantánea de Estambul con el comentario: “Iba a visitarte esta semana pero no he podido visitarte. Un día iré si Dios quiere”.

EUROPA PRESS