El presidente regional, Fernando López Miras, ha anunciado hoy el confinamiento de todas las zonas turísticas de la Región. Esta orden afecta a todos los municipios costeros de la Región, Cartagena, San Javier, San Pedro del Pinatar, La Unión, Los Alcázares, Mazarrón y Águilas, e implica que todos los vecinos y habitantes de estas localidades deberán quedarse en casa, especialmente aquellos que provienen de zonas con trasmisión comunitaria del coronavirus. Los desplazamientos solo se permitirán en caso de primera necesidad, asistencia sanitaria o compra de alimentos.

De forma que anuncia el cierre de establecimientos de ocio, turísticos, culturales y se restringirán los movimientos de carácter laboral. “No voy a permitir ninguna irresponsabilidad más”, ha dicho en rueda de prensa.

“Hemos visto que una persona con la enfermedad viajó en tren y llegó a la costa, debiendo ser ingresada en el hospital de los Arcos, donde permanece en la UCI y su estado de salud es muy preocupante en estos momentos y esto es inadmisible”, ha advertido.

Asimismo, todos los locales comerciales, excepto los que proveen de alimentos o medicamentos, permanecerán cerrados.