La Comunidad lanza ayudas a empresas que hagan contratos fijos a parados, que ofrezcan prácticas a jóvenes o que conviertan contratos formativos en indefinidos. Calculan que se emitirán 1.000 subvenciones, con lo que pretenden fomentar el trabajo de calidad y reducir la temporalidad de los contratos.