El sector de la construcción se recupera hasta alcanzar cifras anteriores a la crisis. Genera empleo y demanda profesionales cualificados. El paisaje urbano se llena, de nuevo, de grúas y obras.

La inversión en la construcción crece al ritmo de 2003. En la Región es el sector que más empleo generó en el último año con un crecimiento positivo en los últimos cuatro años.

El paisaje de las ciudades se llena de grúas y obras. El mercado demanda perfiles de profesionales que las constructoras no encuentran. La crisis obligó a muchos a cambiar de oficio. De hecho este sector llegó a emplear a cerca de tres millones de trabajadores, sobre una población ocupada de más de 20,5 millones en España.