Los han bautizado como coches zombis. Son los vehículos registrados como bajas temporales y que llevan así más de 5 años. Hay 400.000 en España. Ahora la DGT pretende darles caza. A partir de abril enviará una carta a sus propietarios informándoles acerca de su situación legal y de los problemas que lleva un uso indebido del automóvil.