Alivio entre hosteleros y comerciantes que podrán atender a más clientes a partir del lunes.

Los bares y restaurantes servirán en el interior de los locales al 40 % de su capacidad, el comercio minorista también amplía su aforo al 40 % y los centros comerciales abren sus puertas.