La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘LOPE II’, una investigación dirigida a identificar y detener al autor de numerosos robos en vehículos estacionados en la vía pública de Santomera, que se ha saldado con la detención de un experimentado delincuente al que se le atribuye la presunta autoría de, al menos, 43 delitos de robo con fuerza y hurto.

La operación ‘LOPE II’ se inició cuando la Benemérita detectó un voluminoso número de robos en el interior de vehículos, cometidos empleando la fuerza, en un espacio geográfico reducido y cuya reincidencia había generado cierta alarma social entre los vecinos de Santomera.

Los investigadores han cifrado los delitos cometidos, con un modus operandi similar, en torno a la cuarentena. El método empleado era, generalmente, mediante palanca en las ventanillas o en las puertas de los turismos y el objetivo era sustraer objetos pequeños tales como carteras, gafas e incluso cajetillas de tabaco, según han informado fuentes de la Benemérita.

La Guardia Civil ha detectado, además, otro rasgo coincidente en los delitos investigados, en este caso la franja horaria en la que se cometían, principalmente a plena luz del día cuando los conductores dejaban estacionados sus turismos, en alguna ocasión, en los aledaños de sus domicilios.

Al hilo de esta información, la Benemérita ha desarrollado numerosos operativos de vigilancia, reconocimiento y obtención de indicios que han centrado la investigación sobre un joven, vecino del municipio, que se perfilaba como la persona que, en solitario, se hallaba tras la autoría material de los robos.

Detenido en 2015 por hechos similares

La Benemérita conocía la supuesta pericia y experiencia de este joven en tales prácticas delictivas, pues ya el pasado año fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor de varios robos en el interior de vehículos cometidos también en el municipio de Santomera, por lo que se ha estrechado la vigilancia sobre el sospechoso y su domicilio.

Los investigadores han constatado que era desde esa vivienda desde donde, presuntamente, vigilaba los movimientos de los conductores, algunos de ellos vecinos de la zona cuyos hábitos diarios eran estudiados para, después y de manera ágil, ‘hacerse’ con pequeños objetos de valor y trasladarlos hasta su domicilio con el menor riesgo posible a ser detectado.

La operación ‘LOPE II’ ha culminado con la detención de un experimentado delincuente -varón, español y vecino de Santomera- al que se le atribuye la presunta autoría de, al menos, 43 delitos de robo con fuerza y hurto en interior de vehículo.

El arrestado, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 8 de Murcia (Murcia), que ha ordenado su ingreso en prisión provisional.

EUROPA PRESS