En manos de Adela Martínez-Cachá está la consejería que gestiona la actividad de un sector estratégico en la economía regional. La titular de Agua, Agricultura y Medio Ambiente ha subrayado que una de las prioridades del Gobierno de Pedro Antonio Sánchez es que los regantes trabajen con la menor incertidumbre posible. La consejera ha recordado que el comienzo de la legislatura ha coincidido con una de las peores sequías que ha vivido la región de Murcia.

En el informativo matinal, Martínez-Cachá ha defendido un “Gobierno estable y fuerte en Madrid”. La de Murcia es una posición “reivindicativa desde la lealtad al Gobierno de la Nación”, ha dicho. La responsable de Agricultura ha lamentado que miles de hectómetros cúbicos en algunas cuencas se tiren al mar.

Preguntada por si se ha reabierto la “guerra del agua” con Castilla-La Mancha, Martínez-Cachá ha contestado que se ha reabierto por una parte solo: “Nosotros no hemos contestado en ninguno de los casos, ni hemos seguido la dinámica absolutamente destructiva que por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, mes tras mes, se ha empeñado en provocar al Gobierno de la Región”.