El Cartagena y el Lorca han caído eliminados de la Copa del Rey, ambos en la tanda de penaltis. Se suele decir que lo de los penaltis es una lotería, y por desgracia, nuestros equipos no han pillado ni la pedrea.

En Cartagena se vio un partido muy igualado entre dos aspirantes al ascenso a la Segunda División. Con una primera parte en la que apenas hubo ocasiones, y en la que el primer gol llegó por un error puntual de Sergio Jiménez ya en la segunda mitad que aprovechó Salinas. A partir de ahí el equipo de Monteagudo se volcó al ataque, hasta que a falta de tres minutos, un remate de Arturo lo desvió con la mano Pol Bueso. El propio Arturo lo transformó, para forzar una prórroga en la que el Cartagena pagó el cansancio y sufrió para llegar a los penaltis.

En la tanda de penaltis Limones puso en ventaja a su equipo deteniendo el segundo lanzamiento del Hércules a Román. Pero cuando Fernando tenía que consolidar esa ventaja, se encontró con Iván. A partir de ahí, tres penaltis más de cada equipo sin fallo, hasta que Michel Zabaco mandó a las nubes su lanzamiento para tristeza de un equipo y una afición que pusieron todo lo que tenían para pasar de ronda.

Lo único bueno para el equipo albinegro fue que la noche dejó la mejor entrada de la temporada, con casi ocho mil espectadores que se dieron cita en el Cartagonova, y que vivieron una noche muy intensa. Vieron como Arturo se ponía por primera vez sus gafas de albinegro, sufrieron con la lesión de Sergio Jiménez, que parece que finalmente se va a quedar en un susto, también se conjuraron como sus jugadores antes de empezar la prórroga, y les acabaron despidiendo con una sonora ovación.

Pero para daños irreparables, los del Lorca en Formentera. El equipo de Iñaki Alonso cayó eliminado por un equipo de Tercera División después de ir ganando 0 – 2 al descanso. Albisua y Mikel Fernandez marcaron los dos goles del conjunto lorquino que incomprensiblemente se dejaron llevar tras esta ventaja. Lolo marcó en dos ocasiones para forzar una prorroga que tampoco dejó vencedor.

Así que hubo de acudir al lanzamiento de penaltis en donde hubo tanta igualdad y tanta emoción que se precisaron hasta 26 lanzamientos. 10-9 fue el resultado final de esta muerte súbita que da con los huesos del Lorca de Iñaki ALonso en la cuneta y con el Formentera en la siguiente ronda.