Indignación en el sector hídrico de todo el Sureste. A pesar de que la Comisión de Explotación autorizó el viernes un nuevo trasvase, la ministra lo ha paralizado. Teresa Ribera ha vuelto a pedir que se reúnan y que les hagan más informes. Esto podría retrasar la llegada de un nuevo trasvase.

La situación es de emergencia y los embalses de la cabecera están por encima de los 400 hm3 que marca la ley. Esta mañana el delegado del Gobierno y el presidente de la Generalitat se han reunido en Alicante.