Hace unos meses la Policía Nacional inició una investigación sobre un grupo de personas asentado en la ciudad de Cartagena y su entorno. Distintas pesquisas policiales permitieron conocer a los investigadores que los integrantes de esta banda se estaban dedicando a la venta y distribución de cocaína. Todos ellos, grupo conformado por familiares y amigos, estaban liderados por un individuo natural de Cartagena, con residencia en Torre Pacheco.

El cabecilla se encargaba de abastecer de cocaína al grupo y posteriormente la distribuía en “bolas” a otros traficantes asentados en escalones inferiores al suyo dentro de la cadena de distribución de la droga. Hace unos días, este investigado, junto con un familiar, se desplazó a Madrid. Todos los datos captados de este viaje hicieron sospechar a los investigadores de que se trataba de una adquisición y traslado de estupefaciente. A tal efecto se procedió a la interceptación del vehículo, en su trayecto de regreso, a la altura de la localidad de Torre Pacheco (Murcia).

En el registro efectuado sobre el vehículo se halló una caleta para la ocultación de la droga, creada bajo el asiento del copiloto y, en su interior, un paquete de estupefaciente. Posteriormente, agentes de la Policía Nacional llevaron a cabo tres entradas y registros domiciliarios en Pozo Estrecho, La Manga y Torre Pacheco. En total se procedió a la detención de nueve individuos: siete españoles, un brasileño y un paraguayo, todos ellos con edades comprendidas entre los 28 y los 60 años de edad.

Esta operación desarrollada por el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Cartagena, dependiente de la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Región de Murcia, ha supuesto la intervención de más de un kilogramo y medio de cocaína, pequeñas cantidades de heroína, aproximadamente unos 100 gramos de marihuana, y cerca de 200 bellotas de hachís, además se han incautado unos 4.000 euros aproximadamente y cinco vehículos empleados para el tráfico de drogas.