Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de una persona, un varón de nacionalidad española de 32 años de edad, como presunto autor de un delito de malos tratos.

El pasado viernes, en horas nocturnas, la Sala del 091 de la Policía Nacional recibió una llamada desde Molina de Segura donde una mujer de nacionalidad española y 28 años de edad solicitaba ayuda.

Al parecer, en su domicilio la requirente había vivido un episodio de malos tratos por parte de su pareja y tras agredirle la había echado de la casa que comparten. Seguidamente su pareja procedió a encerrarse en el interior del domicilio con sus tres hijos pertrechándose de armas blancas como cuchillos o similares y atrancar la puerta del domicilio con hierros.

Los primeros agentes actuantes iniciaron una conversación con el agresor, a través de las ventanas del domicilio, con el objetivo principal de que dejase salir a los niños pero este individuo reaccionó muy violentamente y esgrimiendo un cuchillo amenazó con agredir a los niños y prender fuego a la vivienda con todos ellos dentro si algún funcionario policial intentaba acceder.

Ante esta situación crítica con rehenes se procedió a dar aviso al negociador de la Policía Nacional en la Región de Murcia, funcionario policial que se hizo cargo de una intervención en la que los primeros actuantes, agentes de la Comisaría de Molina de Segura, ya habían logrado que el atrincherado diese salida a sus tres hijos.

Tras un par de horas de conversación, el negociador consiguió poner fin al encierro de este sujeto y lograr su detención tras forzar la puerta de la vivienda, para ello se contó con la colaboración del servicio de bomberos que tuvo que tirar parte de una pared además de fracturar la puerta al encontrarse ésta bloqueada con una barra de hierro.