La sexta ola de la pandemia empeora el índice de confianza de los economistas de la Región. La inflación, la subida de los costes de producción, la energía y el crisis de suministros ha provocado que la incertidumbre vuelva de cara a los próximos meses. También tienen en cuenta las consecuencias de la crisis entre Ucrania y Rusia.