Lorca empieza la fase 1 flexibilizada. Unas medidas para controlar el aumento de contagios que solo afectan al casco urbano del municipio, el segundo más grande de España por extensión. Las pedanías y diputaciones lorquinas están exentas de este confinamiento que ha solicitado el propio alcalde a la Consejería de Salud para atajar los contagios.