Así han quedado estos albaricoques, dañados por la granizada del viernes. Mil hectáreas de albaricoqueros, nectarinas y ciruelas de Abarán, Cieza, Calasparra y Jumilla han quedado inservibles para su comercialización.

En esta zona de Abarán se ha perdido el 100% de la cosecha de albaricoque, pero los daños por la granizada son también cuantiosos en otros frutales.
En total, la granizada ha afectado a mil hectáreas, también de Cieza, Calasparra y Jumilla. Solo algunos frutales como el melocotón han podido salvarse. Los agricultores se quejan de que los seguros ya no cubren los daños, y no tienen ayudas que les permitan recuperar la cosechas perdidas.