Pacto por el Mar Menor apoya la acción realizada por Greenpeace y ANSE, asociaciones integradas dentro de esta Plataforma social, en las obras de Puerto Mayor en La Manga y se une a pedir la restauración de la zona.

Y es que, explican en comunicado de prensa, “Puerto Mayor es una gran infraestructura sobre una de las últimas zonas vírgenes de La Manga que supone y supondrá la destrucción de una franja importante de arenales”.

La capacidad del puerto sería de unas 900 embarcaciones que aumentarán de forma sensible el tráfico marítimo al interior de la laguna. La actividad humana que se desarrollará en torno a él y la construcción de otros elementos como consecuencia de su presencia, se incrementará de forma notable, ha añadido la organización.

“El Gobierno regional y su Administración no sólo vienen ralentizando la recuperación de la laguna sino que, además, apuesta abiertamente por seguir adelante con la construcción de Puerto Mayor que, de llevarse a término, supondrá un impacto añadido sobre el Mar Menor”.