David Parra es profesor asociado de Derecho Constitucional en la Universidad de Murcia. Es el autor de una investigación que analiza la iniciativa legislativa estatal que las comunidades autónomas pueden ejercer. El pasado 14 de enero defendía su tesis y obtenía un sobresaliente cum laude. La dirigieron los profesores Ángel Garrorena e Ignacio González.

En el informativo matinal, Parra ha explicado que las autonomías tienen dos caminos posibles de iniciativa de leyes estatales. El primero, iniciarlas ante el Congreso de los Diputados. El segundo, solicitar del Gobierno de España un proyecto de ley. La utilización por las comunidades de la facultad de iniciar leyes estatales ante la Cámara Baja ha sido muy escasa. La Asamblea Regional de Murcia solo lo ha hecho en una ocasión: presentó la proposición de ley de aprovechamiento sostenible del acueducto Tajo-Segura el 19/02/2010, como reacción a la pretendida reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha que preveía una reducción gradual del trasvase hasta su caducidad en 2015.

En cuanto a la segunda vía, Murcia la ha empleado en diez ocasiones. De esta decena de solicitudes presentadas, ocho lo han sido sin adjuntar texto articulado y fueron tramitadas como moción. Las dos restantes solicitudes dirigidas al Gobierno iban acompañadas de un texto articulado debidamente enmendado y discutido por la Asamblea. Se da la circunstancia de que el Ejecutivo no tiene siquiera la obligación de acusar recibo de la solicitud, de ahí que en la tesis el autor proponga medidas para que esta iniciativa cobre eficacia de verdad. Parra ha subrayado que esta posibilidad de las comunidades es un instrumento “muy interesante, pero infrautilizado”.