Han pasado la madrugada vigilando sus cultivos. Los cuatro grados bajo cero que ha marcado el termómetro en el Noroeste han acabado con el 100% de la cosecha de albaricoque y almendro. Aún está por determinar tambien la del melocotón. Las velas de parafina no han podido abrigar el campo.