A través de un estudio realizado entre julio y septiembre de este año el centro de control de enfermedades de Estados Unidos, ha analizado casi 500.000 infecciones, contagios que se han separado entre personas vacunadas y no vacunadas se ha comprobado que las personas que no se vacunaron contra la Covid-19, se contagiaron el triple que las personas que estaban inmunizadas. También que las personas no vacunadas tenían más del doble de probabilidades de acabar ingresadas en un hospital o de pasar por la UCI por complicaciones de la enfermedad. En el caso más extremo la tasa bruta de mortalidad también se inclina de forma abrumadora hacia el lado de los no vacunados. El riesgo de morir por esta enfermedad es 7 veces superior entre este colectivo que no está inmunizado.