Es la imagen que se repite por segundo día consecutivo en Los Alcázares. Los trabajos de limpieza de choque. Son operarios de Urbaser y las brigadas forestales que están repartidas por la zona cero del municipio achicando el agua y el barro estancado en las calles, tras la DANA del martes. El trabajo se hace particularmente complicado por las medidas preventivas de la epidemia del coronavirus, que afecta a los trabajadores e impide que acudan voluntarios.