Un centenar de vecinos de los Alcázares intentan cortar la autovía AP-7. La manifestación no estaba autorizada por la delegación del Gobierno y alrededor de 40 efectivos de la Guardia Civil se han personado allí.

No ha habido incidentes significativos y la protesta ha sido pacífica aunque los vecinos estaban muy cabreados. Todos ellos exigen una solución definitiva a la situación dramática que viven cada vez que llueve en esta zona.