Los trayectos en coche han cambiado y la manera en que lo han hecho en los últimos años es notable. En la memoria quedan muchos de los viajes eternos en el  mítico 600.

Motorizó a todo un país. El mítico Seiscientos está de cumpleaños. Hace 60 años, se fabricó el primer coche de este modelo en la fábrica de Seat, en Barcelona. Corría el año 1957 y costaba 65.000 pesetas, casi 400 euros, toda una fortuna en aquella época.

Faros redondos, elegante carrocería, algunos eran hasta descapotables. Se fabricaron 800.000 unidades. Fue el primer coche de muchos españoles. Resulta difícil creerlo, pero de fábrica salía sin retrovisores y sin cinturones porque no eran obligatorios.

El Seat 600 era mucho más que un coche. Familias enteras cabían en él: los niños, la suegra y hasta el perro. Se convirtió en un miembro más de la familia. Fue un autentico motor para la industria automovilística de nuestro país. Un pedacito de nuestra historia sobre 4 ruedas.