Desde las 9 de la mañana, las puertas de esta iglesia, la de San Juan Bautista, están abiertas para celebrar el tradicional Besapié del Cristo del Rescate. Una tradición a la que acuden miles de fieles y en la que este año, por segundo consecutivo, sustituyen el besapié por un gesto de respeto.