En los municipios donde todavía sigue cerrada la hostelería, como Jumilla y Lorca, los hosteleros han salido hoy a la calle para protestar por su situación.

En la Ciudad del Sol una larga caravana de vehículos de proveedores y particulares han marchado en apoyo a un sector que no aguanta más la situación de cierre. En Jumilla tampoco se sostienen ya económicamente y piden más ayudas y que les dejen abrir.