Los partes médicos parecen ser claros: no hay evidencias de violación en el caso del cartagenero detenido en Tailandia. El joven se ha declarado inocente en la vista que se ha celebrado. El próximo 23 de mayo será cuando, en otra vista, Jorge y la presunta agredida se vean las caras para intentar llegar a un acuerdo. De ser así, no se celebrará el juicio. De lo contrario será en junio.

Jorge fue puesto en libertad bajo fianza una semana después de su detención, aunque no puede regresar a España hasta que termine el proceso.