Vitolo pudo haber cambiado el sino del Cartagena que de momento, no es que sea muy bueno. Cayó en la tanda de penaltis, y sobre todo, después de tener controlado el choque hasta el tramo final en el que Rayco igualó el gol inicial de Rubén Cruz.

El equipo albinegro gozó de alguna ocasión para que la afición hubiera cantado el 2-0. E incluso tras el empate, Aketxe tuvo un par de ocasiones pero no logró aprovecharlas y se acabó pagando. Vitolo tuvo en sus botas darle una alegría a la afición, pero el guardameta del Logroñés adivinó la trayectoria. Luego los visitantes materializaron su quinto lanzamiento y Óscar Ramírez mandó el balón a las nubes, donde se fue la ilusión de un Cartagena que se queda fuera en esta segunda ronda de la Copa.