Hoy se reduce oficialmente el precio de los test de antígenos. De unos 8 euros de media que pagamos ahora, pasaremos a pagar no más de 3 euros, 2,94 euros exactamente. Lo único que no cambia es que seguiremos comprando los test en farmacias. En otros países se venden, incluso en supermercados.
En Italia, Alemania, Portugal o Francia, los precios de las pruebas en España se equipararán al de estos países excepto en Italia donde cuestan entre 5 y 12 euros o Reino Unido donde son gratis. Ante esta bajada de precios las farmacias temen posibles desabastecimientos.
Las pruebas de autodiagnóstico se han convertido en una herramienta esencial para detectar posibles positivos y evitar nuevos contagios. Primero se coge la muestra con el isopo de algodón y lo tienes que estar rotando en fosa nasal alta hasta llegar a molestia, según afirma Pedro Guerrero, el titular de la farmacia ‘Guerrero’, para poder llegar al fondo de la fosa y que el resultado sea lo más fiable posible. Tras realizar eso y esperar 15 minutos, saldrá el resultado. Aún así, se puede dar un falso negativo si no hay una gran presencia del virus en las fosas nasales.