El buen tiempo hace que sean muchos los que eligen la costa murciana para pasar el puente. Sobre todo lo hacen turistas nacionales que llenan ya las terrazas e incluso se animan a darse un baño. Los hosteleros esperan que el fin de semana se registren los mejores datos de ocupación, rondarán el 90%.

Esperan que el puente salve uno de los meses más flojos del año. Un puente que para muchos se interrumpe mañana porque vuelven al trabajo, pero que otros enganchan con fuerza ya que pasarán estos cuatro días en la costa del Mar Menor. En estas zonas todo depende de que haga buen tiempo y eso es algo que a partir de hoy tienen asegurado con temperaturas que no bajarán de los 22 grados. La excusa perfecta para disfrutar del Mar Menor, desconectar e incluso pegarse un chapuzón.