La realidad de la inmigración parece que no tiene fin. En apenas 10 días han sido interceptadas una veintena de pateras en costas de la Región de Murcia. A bordo, más de 300 inmigrantes. Y todo esto en lo que llevamos del mes de octubre.

Una cifra que no deja de aumentar. Una oleada de barcazas que describe el drama de estos inmigrantes. La gran mayoría son de origen magrebí y todos ellos se juegan la vida. Un viaje que supone cerca de 12 o 15 horas para llegar hasta aquí.

Pero es que esto no es todo, a casi tres meses de cerrar el año 2017, 74 pateras han llegado a las costas de nuestra Región, con la cifra escalofriante de 753 personas a bordo, entre los cuales, 250 manifestaron ser menores de edad. Ya el año 2016 se superó con 529 inmigrantes, duplicando la cifra del año 2015.