Se cumplen cuarenta años del día del intento fallido de golpe de Estado en España. Enrique Egea era diputado en las Cortes en 1981. Estaba en el Congreso cuando los guardias civiles que seguían al teniente coronel Antonio Tejero irrumpieron en el salón de sesiones.

Enrique Egea tiene 77 años. En el informativo Matinal ha recordado aquel episodio. “El 23F fue un momento muy triste”, ha dicho de arranque. El expolítico de UCD ha contado que le extrañó que entrara un conserje en el hemiciclo. También ha revelado la conversación que mantuvo con su compañero de sillón cuando ambos buscaron refugio en sus escaños.

Hoy, 40 años después, Egea dice que no le gusta nada la situación por la que estamos pasando: “Veo un particularismo excesivo”. Y añade: “Hay un nivel de mentir increíble”.