El psiquiatra Francisco Toledo ha cumplido veinticinco años ejerciendo su profesión en el Hospital Virgen de la Arrixaca. Es un especialista en trastorno bipolar y trastornos afectivos. En el informativo matinal ha hablado de la salud mental, del comportamiento de las personas que precisa de tratamiento médico. De salida ha expuesto que por lo general, la persona que hace algo dañino a otra no es una enferma mental: “Las personas malas existen. Y la mayoría, no por ser malas tienen una enfermedad mental”.

El doctor Toledo ha lamentado que no se haya acabado ya con la idea extendida de que quienes tienen una depresión son en parte causantes de ella. Ha rechazado la creencia de que quien tiene una depresión, si pone un poco de su parte, buena voluntad, deja de sufrirla. La depresión y la ansiedad son, precisamente, los estados que más tratan los psiquiatras.

Toledo ha hablado de cómo intentar prevenir trastornos mentales. En este sentido, ha subrayado la influencia en la población del consumo de tóxicos, desde la marihuana o el hachís hasta la cocaína u otras tantas. Ha recomendado, además, no marcarse “objetivos y metas exagerados”.

A este psiquiatra almeriense aún le sigue sorprendiendo lo que conoce gracias a su profesión. Ha contado el caso de pacientes que dicen tener la sensación de estar muertos en vida: “La persona te dice ‘estoy muerto, no tengo corazón, no tengo alma, no tengo estómago, es igual lo que haga por mí’. Eso es una forma de depresión que tiene un tratamiento específico, que es la terapia electroconvulsiva”.