Elena Pacheco, gerente de Bodegas Viña Elena, fue la empresaria del año 2015 en la Región para la Organización de Mujeres Empresarias. En el informativo matinal ha contado la evolución que ha experimentado esta empresa jumilla, fundada en 1948 por su abuelo. Desde ese año ha vivido bastantes vaivenes. “Los vaivenes nos han hecho querer mucho nuestro negocio, nuestra familia y trabajar ahí. El traspaso generacional es difícil, y a lo mejor en el sector agrícola un poco más. Al final yo he aprendido mucho, mi referente ha sido mi padre; desde pequeña he estado junto a él y él ha confiado siempre en que era capaz de seguir adelante, y eso ha sido importante para mí”, ha expuesto.

Preguntada por si los obstáculos que vencen las mujeres son mayores que los que deben superar los hombres, Pacheco ha señalado que tenemos la suerte de vivir en una sociedad bastante más avanzada, en la que la apertura de mente es mucho mayor: “A lo mejor tenemos que dar más explicaciones y justificar más ciertas ideas”. Elena, María del Carmen, María José y Emi son las cuatro hermanas. “En la enología cada vez hay más mujeres. En el mundo de la gestión y dirección de bodegas sí que predominan los hombres”, ha dicho.

Elena Pacheco es una enamorada de la uva monastrell: “Esta variedad está adaptada a este clima y su ciclo vegetativo se completa perfectamente en nuestra zona. Una monastrello no se podría llevar a una zona un poco más fría porque no terminaría de madurar. Tenemos algo muy específico y muy diferenciador que nos va a hacer todavía ascender en el mercado”. Como anécdota ha contado que a su padre hubo que engañarle un poco el primer año para poder introducir otras variedades en la bodega, ya que él decía que en la bodega no entraba otra cosa que no fuera monastrell.