“He olvidado el sabor del pollo, que es lo más barato que hay”. El drama de los desahucios no es sólo perder la casa en la que se puso todo el dinero. Por el camino se pierde la salud, se resiente la alimentación, las relaciones familiares. Fermín Asensio se mete ‘En la piel de un desahuciado’, uno de sus programas más difíciles.

La crisis inmobiliaria y financiera dejó a muchas personas con una gran hipoteca por pagar y en el paro. El programa de profundidad ‘En la piel de’ escribe un nuevo capítulo de su particular historia con este especial dedicado a esas personas que luchan por mantener su lugar en el mundo.