Ponerse en el lugar del otro es tal vez la base de la convivencia. Es algo más que empatizar. Solo a través del intercambio de papeles comprendemos los desafíos, las alegrías y tristezas de quienes pasan a nuestro lado.

Esa inteligencia emocional que dicen los gurús que es la clave del éxito personal, comercial, empresarial, sentimental… Esa predisposición a la empatía es lo que inspiró en un principio ‘En la piel de…’, programa cuya realización y producción puso a prueba nuestras emociones, pues contar historias nunca es objetivo. Cómo podría serlo si somos personas quienes las contamos. Nosotros, que hemos conocido de cerca a los protagonistas de nuestras historias, que hemos puesto a Fermín a sufrir como pescador, a pasar frío en la calle, que le quitamos la capacidad de ver, no podemos dejar de ponernos en su piel y desde ella contamos estas historias.

La noche de los jueves: ‘En la piel de…’