El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, ha presidido este viernes el acto institucional con motivo de la conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. En el transcurso del mismo se ha guardado un minuto de silencio, se ha procedido a la lectura de un manifiesto y se han entregado 38 medallas a las víctimas del terrorismo, ocho de ellas a título póstumo.

El avance de la legislación autonómica en el reconocimiento a las víctimas del terrorismo de la Región ha propiciado la entrega de estas distinciones por primera vez en la Comunidad, gracias a la reciente reforma de la Ley de Honores, Condecoraciones y Distinciones regional en la que se añaden la creación de las citadas medallas. Murcia y la Comunidad Valenciana son las únicas autonomías que cuentan con distinciones específicas para las víctimas del terrorismo.

En el acto, Sánchez ha asegurado que las víctimas del terrorismo son el “símbolo y el mejor referente en nuestro país de la defensa de la libertad y la convivencia, del Estado de Derecho y de la apuesta por los valores y los principios que sostienen una sociedad democrática”.

Así, considera que “lo mínimo que deben hacer las instituciones, como representantes de la sociedad, es recordar a las víctimas y brindarles nuestro reconocimiento”, tras lo que ha recordado que ya como diputado en la Asamblea Regional defendió el apoyo a la Ley de ayuda a las víctimas del terrorismo de la Comunidad, “una ley que hay que desarrollar y en la que aún hay mucho margen de actuación”.

Ese recuerdo y ese reconocimiento, ha advertido, “son la base de nuestra dignidad como pueblo, como sociedad, y nos reafirma en la defensa de nuestros valores democráticos, esenciales para la convivencia”.

“Pero no nos podemos quedar ahí”, ha remarcado el presidente, quien ha trasladado a todos los consejeros que, en el ámbito de sus competencias y en colaboración con las asociaciones que agrupan a las víctimas del terrorismo, analicen cómo pueden concretar medidas específicas y aplicar el apoyo y la ayuda a las víctimas en el marco de esa ley regional porque, según ha dicho, “es el momento de tomar decisiones y que el reconocimiento de hoy no se quede sólo en una ceremonia”.

La jornada de hoy “va más allá del homenaje formal para reivindicar la memoria de las víctimas”, subraya Pedro Antonio Sánchez, quien considera que “es un acto de justicia y respeto, con el que transmitirles a ellas, a sus familiares y amigos, la cercanía, el reconocimiento y el afecto de los murcianos”.

Para el presidente, “no existe causa más justa, digna y honorable” que ésta y ha instado a “reivindicar la cercanía de aquel dolor y evitar que se diluya en un sentimiento colectivo y despersonalizado”. Por eso, concluye, “es el momento de demostrar nuestra fortaleza ética y moral, y de reafirmar, unidos, que siempre estaremos con las víctimas, por encima de ideologías, de partidos o instituciones”.

EUROPA PRESS