La ciudad de Murcia puede acoger la Final Four de fútbol sala a finales de octubre después de que la UEFA haya desaconsejado que se celebre en Minks.

El Palacio de los Deportes sería el escenario de los partidos y la Concejalía de Deportes también habilitaría el Pabellón Príncipe de Asturias para los entrenamientos. Desde el consistorio murciano se muestran felices antes esta posibilidad que se resolverá el 19 de junio, cuando la UEFA decida la sede.