En la playa de los Cocedores, compartida por los municipios de Águilas y Pulpí (Almería) las autoridades ya informan a los bañistas de lo que está o no permitido. Ésta es la única que tiene parcelas dibujadas en la arena para que se cumpla la distancia de seguridad. Es así porque una mitad pertenece a la Región y la otra a Andalucía.